¿Sabes qué son los RoboAdvisors?

Robo-Advisors: todo lo que debes saber

Todavía pocas personas, incluso profesionales del sector financiero, conocen qué es un Robo-Advisor y qué posibilidades ofrecen. Si aun no conoces este mundo, vamos a darte mayor información para que puedas tomar tus propias decisiones financieras. Porque si algo tenemos claro, es que los RoboAdvisors serán claves en el futuro del asesoramiento financiero.

Los Robo-Advisors o gestores automatizados están en pleno proceso emergente y van a marcar un punto de inflexión en la cultura del ahorro, en España y en el mundo entero. Facilitarán a la población el acceso a servicios de asesoramiento financiero de calidad que, hasta la fecha, eran exclusivos de los grandes patrimonios.

Y lo harán digitalmente, con transparencia y eficiencia, a través de inversiones diversificadas, y con menores comisiones. En realidad ya lo hacen, hablemos en presente.

Vamos a conocerlos mejor.

¿Qué son los Robo-Advisors?

Según Wikipedia, un Robo-advisor o gestor automatizado es un tipo de asesor que proporciona asesoramiento financiero y gestión online de carteras mediante algoritmos y con una mínima intervención humana.

Intentaremos aterrizar y profundizar para entender mejor qué quiere decir esto a efectos prácticos. Las empresas FinTech, acrónimo de finanzas y tecnología, son las que ofrecen los servicios de Robo Advisor, tienen equipos con amplia experiencia y conocimientos en mercados financieros y asesoramiento financiero.

A su vez, disponen de la tecnología y los profesionales necesarios para facilitar un servicio de asesoramiento financiero automatizado a sus clientes.

El asesoramiento financiero automatizado

Para conseguir que ese asesoramiento sea automatizado, las diferentes estrategias inversoras de cada una de las FinTech son introducidas en algoritmos. Estos procesarán dichos códigos para que las operaciones sean ejecutadas de forma automática, en función de determinados criterios.

Hasta aquí, ya necesitamos: un equipo directivo, un departamento de inversiones con expertos financieros, y un departamento tecnológico con ingenieros, informáticos y matemáticos como mínimo.

Tomen nota aquellos que piensan que la transformación digital eliminará puestos de trabajo. Un buen consejo sería ir actualizándose en las nuevas oportunidades que están por llegar.

¿Cómo invierten los roboadvisors?

En las inversiones automatizadas, a diferencia de las inversiones tradicionales, no es un gestor quién decide dónde y en qué momento invertir: será el algoritmo quién decidirá qué comprar y qué vender.

Si nos centramos en los Robo-Advisors españoles, la gran mayoría utiliza una inversión de gestión pasiva o indexada, por ejemplo a través de fondos de inversión indexados o incluso ETF’s (Exchange-Traded Funds).

A través de dichos vehículos de inversión, se construyen diferentes estrategias en función de la política inversora del Robo-Advisor y del perfil inversor del cliente.

¿Por qué una inersión pasiva o indexada?

En los últimos años hemos visto cierto abuso y poca transparencia por parte de la banca tradicional al comercializar productos y fondos de inversión propios. Además, tanto las gestoras de las entidades financieras como las independientes no han sido capaces de ofrecer resultados competitivos en la inversión activa, donde la principal función debería ser batir un determinado índice a partir de la pericia de un equipo gestor o de un gestor estrella.

Siendo así, los Robo-Advisors del panorama nacional escogen a día de hoy la inversión pasiva o indexada, para replicar fielmente el índice de referencia escogido por el departamento de inversiones. Sus motivos principales son:

  • La mayor parte de los fondos de gestión activa no vence a su índice de referencia.
  • Mejor escenario de comisiones para los clientes.
  • Permite diversificar las inversiones a nivel global en función del perfil inversor del cliente.

Construcción de las carteras de inversión

Una vez los departamentos de inversión de las Fintech han decidido en qué activos invertir, o sea en qué fondos indexados o ETF’s invertir, se asignan diferentes pesos en función del perfil inversor del cliente y sobre esta base se construyen las carteras de inversión.

Si soy un cliente conservador, tendrá mayor peso en mi cartera aquellos activos o fondos más conservadores. Si por lo contrario tengo un perfil arriesgado, el peso en mi cartera de aquellos activos más agresivos será mayor.

Perfil inversor y carteras de inversión

Cada Fintech, a partir de su propia política de inversión, decide cuántos perfiles diferentes gestionar: o sea, cuántas carteras ofrecer para ajustarse a los perfiles inversores de los clientes. Lógicamente, cuanto mayor es el número de carteras, mayor es la posibilidad de encaje con las prioridades del cliente.

De esta manera, cuando el cliente responde a todas aquellas preguntas que determinarán el perfil inversor del cliente, se le asigna una cartera adecuada a sus conocimientos, objetivos y tolerancia al riesgo. Y cuanto mayor es el abanico de carteras, mejor debería ser el cumplimiento de las respuestas del test inversor, y por ende, de las prioridades del cliente.

Invertir a través de Robo-Advisors

Seguridad al invertir en Robo-Advisors

Todos los Robo-Advisor deben estar autorizados y supervisados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). También adheridos a las diferentes entidades que dan protección al inversor, como el Fogain o el FGD, igual que los bancos en España y Europa.

Los Robo-Advisors trabajan habitualmente con entidades de primer nivel, en muchos casos suelen ser entidades institucionales y actúan únicamente como depositarias.

Las empresas Fintech que ofrecen servicios de Robo-Advisor formalizan con sus clientes un “Contrato de Gestión”. Con dicho contrato cedes la gestión de tus inversiones al Robo-Advisor para que sean ellos los que decidan dónde y cuándo invertir.

Es como si tuvieran un mandato tuyo para que inviertan en función de las respuestas que les has indicado en sus cuestionarios previos a la contratación.